Hay que frenar también al virus de la corrupción

Escrito por  Publicado en COMENTARIOS Martes, 24 Marzo 2020 16:42

Escribe: Luis Alen.

 

Así como se tomaron medidas rigurosas de aislamiento social de consecuencias imprevisibles en la economía, la pandemia del coronavirus obliga a adoptar planes de emergencia social que deberán estar estrictamente controlados para evitar más latrocinios que han repercutido siempre para reducir los gastos en salud y educación.

Los políticos corruptos que han succionado por años y décadas los fondos públicos en vez de orientarlos a equipar hospitales y escuelas, tendrán que ser sometidos a una cuarentena de por vida, buscando el surgimiento de nuevas generaciones de políticos no contaminados por el virus de la corrupción.

El gobierno de Mario Abdo conformó un “comando” anticrisis sanitaria de gran porte, pero ahora toca reorientar todos los recursos para atender la crisis socioeconómica con un equipo político donde campee el anticuerpo contra los políticos corruptos.

Además de apoyar las medidas de contención social, la ciudadanía debe estar atenta para no permitir que los impresentables de la política como el clan ZI, entre otros, aprovechen la cuarentena para tratar de zafarse de la cárcel  y encima enriquecerse más con el pacto de impunidad del “abrazo republicano”, que entre gallos y medianoche fue concretado por Marito y Horacio Cartes. 

 

La unidad social

In extremis, el Gobierno consiguió la unión de las fuerzas políticas, sociales y empresariales para frenar al enemigo invisible, sometiendo a la población a una estricta cuarentena para salvar vidas.

La pandemia del coronavirus provocará en el país, más temprano que tarde, efectos sociales de gran magnitud, pero lo que se debe evitar por todos los medios es que la clase política corrupta consiga impunidad con la parálisis institucional y se valga incluso del colapso económico que se avecina para seguir esquilmando al pueblo.

Como primer efecto político, ya se habla de postergar las elecciones municipales para el año próximo, pero también asoman con fuerza en el horizonte nuevas figuras en el imaginario popular, como son el ministro del Interior Euclides Acevedo, y el ministro de Salud Julio Mazzoleni.

Marito Abdo ha reformulado el rumbo de su Gobierno para afrontar el desafío de la pandemia global por el coronavirus, con una batería de medidas de contención, tanto sanitarias como económicas, que son las indicadas para una emergencia de una dimensión nunca vista antes.

Lo que no se sabe hasta el momento es el tiempo que llevará neutralizar al virus y, por este motivo, también las medidas económicas y sociales tendrán que estar siempre bajo ajuste y evaluación permanente, atendiendo al hecho de que el Estado paraguayo se ha puesto encima la pesada carga de financiar tanto la asistencia humanitaria a la población como la retomada futura del crecimiento económico para las actividades de producción.

Pero la mayor incógnita en todo este desbarajuste imprevisto para cualquier Gobierno, en todo el mundo, es el grado de capacidad de la clase política para hacer frente a los reclamos generalizados que provendrán después de la sociedad, fundamentalmente para reorientar los recursos nacionales hacia la salud y la educación, que deben ser los gastos prioritarios de los Estados, a partir de ahora.

El problema esencial en el caso paraguayo ha sido siempre la alta informalidad del sector laboral y empresarial, lo que se tradujo principalmente en bajo nivel de recaudación impositiva y escasa presencia de la red de protección social y sanitaria a nivel de la población mayoritaria. 

En el país de la economía negra por excelencia -se calcula que abarca casi la mitad del PIB- el gobierno tuvo que parar la economía por el coronavirus, lo que ha llevado a un gran segmento poblacional a estar al borde del hambre, literalmente, especialmente en las barriadas más pobres del área metropolitana de Asunción y otras urbes como Ciudad del Este.

Más que nunca se ha notado el déficit tremendo del régimen nacional en materia de protección social, que pone en peligro al mismo sistema político, si es que no se sale rápido de los efectos más adversos de la pandemia.

 

El manejo de la crisis

De la forma en que Marito salga del actual atolladero, depende su futuro político, la continuidad del Gobierno y las mismas posibilidades del Partido Colorado de continuar en el poder.

La crisis sanitaria está siendo bien manejada por el gobierno de Abdo, a través de la cuarentena obligatoria, la restricción de desplazamientos y un sistema de salud que se va preparando para afrontar meses bien duros. El ministro del Interior, Euclides Acevedo, aparece como el “comandante” de la operación “Epyta nde rogape” (Quedate en casa), que con sus pintorescas órdenes en yopará (español-guaraní) ha conducido a la policía a tratar de poner en vigencia el virtual toque de queda.

A su vez, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, se ha granjeado el respeto de la ciudadanía por su eficaz tarea de conducción del sistema sanitario nacional, que con sus escasos medios se dispone a recibir más fondos con los cuales hacer frente a la mayor demanda de terapias para los enfermos más graves.

Por su parte, el secretario de Emergencia, Joaquín Roa, ha confirmado la seriedad de su trabajo que abarca dos períodos presidenciales al frente de la SEN, poniendo freno a la intención de los “politiqueros” de apropiarse del reparto de los “kits” de alimentos destinados a los trabajadores informales que pululan por las calles asuncenas y de gran parte del interior.

Lo que no se sabe a ciencia cierta es el mecanismo de distribución y control de la ayuda alimentaria, cuando los municipios están prácticamente cerrados por la emergencia. Lo que sí se podría habilitar son una especie de centros de expendio, o comedores populares en barrios periféricos y ciudades o pueblos del interior, donde la gente necesitada podría ir a surtirse de alimentos o directamente a comer, previo censo controlado por los mismos pobladores, con la colaboración de grupos de Iglesia o de voluntarios, pero sin politizar en ningún momento la ayuda.

Se habla también de acudir, en vez del expendio de alimentos, a la entrega directa de dinero en dos mensualidades de G. 550 mil cada una, para los trabajadores informales que se han quedado sin sustento. 

Todo esto implica una sacudida tremenda para el presupuesto nacional y la necesidad de reasignar los recursos superfluos, así como de realizar un gran esfuerzo de acopiar recursos financieros, en momentos en que también se habla de moratorias de impuestos y en dilatar los pagos de los cobros de facturas de los servicios públicos como luz y agua.

 

Cambios en la política

A partir de ahora, la política en el Paraguay cambiará completamente, por obra y gracia del virus invisible. Como bien lo dijo el exministro de Hacienda Santiago Peña, en una entrevista en la TV el domingo pasado, el viejo modelo prebendario y corrupto seguramente tendrá su certificado de defunción, comenzando por reconocer el gran déficit de la salud y la educación, por lo cual la economía, la recaudación de impuestos y la redistribución de la riqueza a través de nuevos planes de inclusión social, deberán tener prioridad absoluta.

Los actores políticos tradicionales también deberán dar un paso al costado, como resultado de los cambios que se avecinan. La sociedad deberá pedir cuentas a quienes descuidaron por tanto tiempo la atención a los problemas sociales más acuciantes, comenzando por el mismo esquema de corrupción que representa el propio Santi Peña, quien -hay que recordar- se oponía a más presupuesto de salud durante su paso por la cartera de Hacienda para luego ser candidato a presidente por la chapa de HC.

Quien asoma con fuerza política propia es Euclides Acevedo, como virtual “comando de operaciones” antipandemia, seguido de Julio Mazzoleni, y secundado por Joaquín Roa. Son la cara visible representativa del esfuerzo sobrehumano al que se somete a la población para guardar la cuarentena, y que en las elecciones de 2023 podrían tener una buena carta de presentación para los electores con el propósito de reformular la práctica política nacional.

Lo que hay que ver es, hasta qué punto las medidas económicas que se anuncian permitirán paliar de alguna forma la recesión y el desempleo que vienen, con la inyección de entre US$ 1.500 a 2.000 millones. Pero, de cualquier forma, las medidas sanitarias deberán ser potenciadas aún más, como el caso de la realización generalizada de los test de análisis para ir a la caza del coronavirus y aislar a los contagiados, poniendo sólo en cuarentena a éstos, así como a los grupos de riesgo, como los ancianos y los enfermos crónicos.

 

El resto de la población deberá volver pronto a la actividad, con nuevos bríos con el fin de recobrar rápidamente la dinámica económica, pero exigiendo cambios en la política nacional, con el fin de desterrar el flagelo mayor de la corrupción y la impunidad, que indudablemente dejaron en “terapia intensiva” a la salud pública y a la educación, como por desgracia lo dejó en evidencia el coronavirus.

 

Leer 154 veces

Buscar

Aguarda cárcel a Zacarías Irún

Después de un año de abrirse la investigación judicial contra Javier Zacarías Irún, su esposa...

ZI aún libre

Se va cerrando el 2019, y uno de los políticos que dilapidó y empobreció Ciudad...

Marito debe sacudirse

  Con los cambios introducidos por el presidente Mario Abdo Benítez, especialmente, en el Ministerio del...

«
»

EDITORIAL

« Abril 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Curiosidades

Una exmodelo de Playboy es candidata a presidenta de Croacia

Una exmodelo de Playboy es candidata a presidenta ...

Ava Karabatic, una exmodelo de Playboy de 31 años y sin antecedentes en política, anunci...

Misterioso benefactor cancela deudas de gente pobre en Turquía

Misterioso benefactor cancela deudas de gente pobr...

Muchas personas pobres en Tuzla, un distrito de Estambul, en los últimos meses se alegra...

Confirman que los perros entienden el lenguaje humano

Confirman que los perros entienden el lenguaje hum...

Los perros entienden qué les decimos y cómo se lo decimos. A esa conclusión llegó un est...

Gasta 37 mil dólares disputando una multa de US$ 120, e igual pierde

Gasta 37 mil dólares disputando una multa de US$ 1...

Según los informes, un hombre de 71 años en el Reino Unido gastó casi 30.000 libras (US$...

Destrozó 20 autos porque «Donald Trump le debe un billón de dólares»

Destrozó 20 autos porque «Donald Trump le debe un ...

Un hombre sin hogar en Florida fue protagonista de una ola de vandalismo automovilístico...

Multimillonario transforma su vieja escuela en réplica del Palacio de Versalles

Multimillonario transforma su vieja escuela en rép...

Un multimillonario ruso convirtió su antigua escuela en un palacio extravagante, con par...

“La edad es sólo un número”: la historia de amor entre un joven de 19 y una mujer de 72

“La edad es sólo un número”: la historia de amor e...

Para una pareja de Maryville, Teenesse, el amor no tiene edad. Resulta que ella tiene 72...

Mujer tiene insólito doble parto, primero una hija y dos meses después un hijo

Mujer tiene insólito doble parto, primero una hija...

Médicos de Uralsk, Kazajistán fueron testigos del extraño caso de una mujer con doble pa...

Un cocodrilo devora a un niño de 10 años delante de sus hermanos

Un cocodrilo devora a un niño de 10 años delante d...

Un cocodrilo devoró a un niño de 10 años frente a sus hermanos en el municipio de Balaba...

Se enfadó porque sus padres le regalaron un BMW y decidió hundirlo en el río

Se enfadó porque sus padres le regalaron un BMW y ...

En un ataque de furia, un hombre arrojó a un río de la India el automóvil BMW que sus pa...

La botella que fabrica agua con ayuda del sol y el aire

La botella que fabrica agua con ayuda del sol y el...

Kristof Retazár, un ingeniero austriaco, ha creado junto a su equipo una botella intelig...