Destruyen 15 puertos clandestinos instalados a orillas del lago Itaipú, lado brasileño

75
Brasil ejecuta un operativo para anular los accesos a mercaderías ilegales desde nuestro país a través del lago de Itaipú.

El Gobierno del Brasil a través de sus fuerzas de seguridad fronteriza procedió a la destrucción de 15 puertos clandestinos ubicados en un radio de 100 kilómetros entre las ciudades de Santa Helena y Guaira a orillas del lago Itaipú. Esta es la tercera intervención que se realiza para destruir estos sitios, utilizados por traficantes y contrabandistas.

 

La operación se denominó “Importunus 3” y se extendió por cuatro días, según se reveló el fin de semana. El trabajo involucró a la Policía Federal, Policía Militar, el Batallón de Policía de Frontera (BPFRON), entre otras instituciones, como la Secretaria de Operaciones Integradas.

Los atracaderos estaban ubicados en zonas con difícil acceso y visibilidad por la espesura de los bosques que les rodean. Se movilizaron máquinas pesadas para la tarea de destrucción. Debido a la difícil ubicación, las fuerzas de tierra contaron con el apoyo de un helicóptero que hacía de guía desde el aire. 

Estos espacios estaban ubicados en una zona comprendida dentro de un perímetro de aproximadamente 100 kilómetros, entre los municipios de Guaíra y Santa Helena. Para esta operación los investigadores realizaron un relevamiento georreferenciado para la ubicación exacta, hecho que facilitó la tarea.

No es ningún secreto que desde la costa paraguaya, estos puertos eran utilizados para el tráfico de drogas, armas y contrabando de grandes cantidades de cigarrillos de fabricación paraguaya. Esta es la tercera intervención. La primera se realizó en noviembre de 2020 y la segunda en marzo de 2021.

En la segunda operación fueron destruidos un total de 41 puertos clandestinos, todos ubicados en la misma costa. 

 

Identificaron a propietarios de las áreas

Considerando que estos puertos clandestinos se ubican en zonas de densa cobertura boscosa, en un área de protección ambiental, se mapeó e identificó a los dueños de las áreas, que también serán llamados para establecer el grado de responsabilidad sobre la existencia de estos locales dentro de sus propiedades.

El tráfico de drogas, armas y contrabando de productos electrónicos y cigarrillos es constante. En más de una oportunidad hubo reportes de enfrentamientos entre traficantes y fuerzas de seguridad del Brasil.

Los intervinientes indicaron que la intención es dejar un mensaje claro de que las fuerzas de seguridad integrada no darán tregua a los crímenes transnacionales registrados en esta frontera con Paraguay. Los puertos destruidos serán monitoreados y, en caso de que sean reabiertos, serán intervenidos inmediatamente. Adelantaron que las acciones de fiscalización, identificación y destrucción de estos espacios se realizará en forma regular.

Facebook Comentarios

Compartir