Estafa “Ponzi” mueve más fondos que áreas sociales claves del Estado

92
Cuadro comparativo de la mega estafa con el presupuesto del Estado para salud, educación y el sistema judicial.

El esquema descubierto ahora de estafa tipo “Ponzi” relacionado al mecanismo financiero usurario del clan González Daher, llegó a mover más fondos que el propio Estado en áreas claves como salud, educación y el sistema judicial, según se desprende de las investigaciones que lleva a cabo la fiscalía.

 

En el caso de la estafa piramidal se habla en principio de un movimiento de US$ 1.311 millones en siete años, que incluso podría ser mucho más, según Carlos Arregui, titular de la Seprelad (Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes). Mientras que a través de la usura, el condenado por dicho delito Ramón González Daher, llegó a mover la suma de US$ 952 millones desde 2013, según los investigadores del Ministerio Público.

Estas cifras colosales hablan del poder que llegó a ostentar RGD, así como su fallecido hermano Óscar, quien desde el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados llevaba a cabo el “apriete” a fiscales y jueces, según los audios conocidos durante el juicio que condujo a su condena.

Los montos que maneja la Fiscalía sobre el negocio de dinero negro del clan GD son muy superiores, por ejemplo, al presupuesto previsto para el Poder Judicial y el Ministerio Público, en 2022, que es de apenas US$ 432 millones.

Los recursos al margen del control de la SET (Subsecretaría de Tributación), con la sospecha de una gran evasión tributaria; de la Seprelad, por un posible gran lavado de dinero; y del Banco Central por el cobro de tasas de interés usurarias del orden del 72 por ciento anual, según los peritos de la fiscalía, llevan a pensar en un fuerte esquema de protección política a los negocios al margen de la ley del clan GD.

También los montos siderales manejados en el esquema “Ponzi”, así como por la usura del clan GD, prácticamente superan o casi coinciden con el presupuesto 2022 para salud, de US$ 974 millones, y de educación, de US$ 1.071 millones. 

Mientras que el déficit fiscal de 3,7 por ciento del PIB, previsto para este año 2021, de US$ 1.406 millones, es ligeramente superior a la plata manejada en el esquema “Ponzi”, pero inferior si se le suma el movimiento de la usura del clan GD calculado en US$ 952 millones, que lleva a un total manejado en el esquema de dinero negro de por lo menos US$ 2.263 millones.

De este modo, si se investiga el dinero desviado del fisco, se tendría con seguridad una suma que, de ser recuperada, permitiría duplicar holgadamente el presupuesto del Poder Judicial o del Ministerio Público, así como se podría aumentar en forma significativa los presupuestos de salud y educación.

La gran capacidad financiera en negro explica también la perpetración del mecanismo extorsivo de “aprietes” a jueces y fiscales llevado a cabo por los miembros más conspicuos del clan GD, según se pudo saber durante los juicios llevados a cabo por separado contra el finado Óscar y su hermano Ramón.

Facebook Comentarios

Compartir