Pese a urgimiento, fiscal Vega sigue protegiendo al árabe torturador

153
Susan Vega, agente fiscal.

*Agente del Ministerio Público habría recibido millonaria coima.

 

La cuestionada agente fiscal Susan Vega, de la Unidad 3 de Lucha contra la Violencia Familiar, sigue ignorando el urgimiento de imputación para el empresario brasileño de origen árabe Ali Moussa Salman, quien casi mató a golpes y torturó salvajemente a su pareja. Pese a todas las evidencias, Vega sigue “fiel a su palabra” de no imputar al violento extranjero, presuntamente tras percibir una fuerte suma de dinero en concepto de coima, según indicaron fuentes cercanas a la víctima. No se descarta que el propio fiscal adjunto, Humberto Rosetti, esté al tanto del tema, pero hasta el momento no tomó ninguna medida ante la grave situación.

Ali Moussa Salman, acusado de torturar a su pareja.

Cabe recordar de que existen fuertes presunciones que la agente fiscal Susan Vega habría cobrado unos quince mil dólares americanos, para levantar la orden de detención y dejar de imputar al empresario brasileño de origen árabe Ali Moussa Salman (24), quien casi mató a golpes a su pareja y, gracias a la impunidad de la que goza, se pasa coaccionando y amenazando de muerte a su víctima, instándola a retirar la denuncia.

Moussa Salman, conocido importador de narguile, cigarrillo electrónico y dueño de tres distribuidoras que operan en la capital departamental, está acusado por golpear y torturar salvajemente durante años a su pareja, una ciudadana paraguaya. La víctima, con respaldo de imágenes fotográficas bastante explícitas, dejó constancia en la Fiscalía del calvario que le tocó vivir durante tres años a manos de Moussa Salman. De acuerdo a los datos, el hombre la maltrataba verbal y físicamente, llegando a los golpes con una frecuencia cada vez mayor. 

La fiscal Vega había ordenado la captura del violento sujeto, el día 6 de junio, sin embargo después de permanecer prófugo por varios días, el violento extranjero se presentó el 23 de junio a la unidad fiscal, y tras hablar brevemente con la fiscal, ésta increíblemente dejó sin efecto la orden de captura que pesaba contra el mismo, pese a todas las evidencias que tenía a mano, como ser informe sicológico, informe de asistente social y fotografías muy elocuentes, que retratan el calvario de la víctima.

Desde entonces y hasta la fecha, la fiscal se niega a imputar al violento hombre, en actitud irracional y antojadiza. Familiares de la víctima aseguraron a los medios de prensa que la representante del Ministerio Público habría recibido una millonaria coima de parte del empresario (se habla de unos 15 mil dólares), para no imputar. Es más, hay presunciones de que el fiscal adjunto, Humberto Rosetti, ya tendría conocimiento de la situación, pero no tomó ninguna medida para preservar la integridad de la denunciante, lo cual le convierte en cómplice.

Actualmente el hombre amenaza y coacciona de manera sistemática a su víctima, advirtiéndole que “si no está con él, no estará con nadie”, lo cual implica una velada amenaza de muerte; el extranjero hace todo esto para que la víctima retire la denuncia, de acuerdo a los datos arrimados por nuestras fuentes fidedignas.

Facebook Comentarios

Compartir