Taiwán es un aliado indispensable que coopera con el mundo para promover la recuperación

206

*Petición de apoyo a la plena participación de Taiwán en las reuniones, mecanismos y actividades de la Organización Mundial de la Salud.

 

El mundo sigue sin poder contener la propagación y amenaza del Covid-19, lo cual realza la importancia y la necesidad de la cooperación internacional para enfrentar los desafíos de esta pandemia que hasta el momento no ha dado tregua. La actuación de Taiwán en la prevención epidémica, así como su asistencia y cooperación con todos los países durante los dos últimos años ha demostrado y corroborado que Taiwán es una fuerza de bien que tiene la capacidad y voluntad de hacer frente, junto con todos los países, a las cuestiones de la pandemia y la postpandemia.

 

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es la organización internacional más importante que vela por el desarrollo de la salud pública global y la defensa del derecho a la salud, sigue excluyendo a Taiwán por consideraciones políticas, lo cual compromete seriamente la seguridad sanitaria mundial. 

Según la página web de Numbeo, una base de datos mundial, Taiwán obtuvo el primer lugar por cuarto año consecutivo en el índice de atención médica, y el octavo lugar en el ranking de resiliencia al Covid-19, según la publicación de Bloomberg en el mes de enero, en el que se mide la cobertura de vacunación, la contención del virus y la calidad de la atención médica, entre otros. Además, fue el primero en comunicar sobre el Covid-19 y recibió el reconocimiento del Panel Independiente de Preparación y Respuesta ante Pandemias (IPPR, siglas en inglés) de la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) cuando en 2019 fue el primero en detectar y notificar una neumonía de origen desconocido que se estaba propagando en China. Esta fue la primera fuente de información importante que obtuvo la OMS referente al brote de la epidemia. 

Taiwán utilizó la tecnología inteligente para promover innovadoras políticas y medidas de prevención de epidemias con las que se ha podido dar seguimiento a la pandemia y controlar su propagación de forma eficaz a nivel nacional. Por lo que seguirá compartiendo su exitosa experiencia en la utilización de la tecnología para asistir en la lucha contra la epidemia con el fin de mejorar conjuntamente la estrategia mundial de prevención de epidemias.

Taiwán está dispuesto avanzar en la cooperación con los grupos de investigaciones internacionales con el fin de contribuir a los esfuerzos de investigación y desarrollo de la atención médica para prevenir y tratar el Covid-19 en todo el mundo; está desarrollando activamente un fármaco candidato para tratar el virus del Covid-19 que inhibe la replicación viral,  también está llevando a cabo activamente el establecimiento de una plataforma para la investigación y desarrollo del proceso clave de elaboración de vacunas y para la nueva tecnología de vacunas de ARN. De las vacunas que produce Taiwán hay una que ha obtenido la autorización de uso de emergencia (EUA, siglas en inglés) y que por tanto su fabricación ha sido autorizada, ésta ha sido reconocida por varios países como Belice, Estonia, Indonesia, Malasia, Nueva Zelanda, Palau, Paraguay, Tailandia y Somalilandia.

A pesar de que el centro para el Control de Enfermedades de Taiwán estableció un enlace de comunicación con la OMS para notificar brotes de epidemia e intercambiar con otros países información de casos críticos de enfermedades infecciosas, la OMS no ha incluido los datos de contacto del enlace de Taiwán en el Sitio de Información, ello ha imposibilitado que diversos países en el mundo puedan obtener nuestros datos, lo que ha impedido los intercambios de información oportuna con esos países. 

La epidemia del Covid-19 ha puesto de relieve la importancia de la cooperación global y la asistencia regional. A pesar de que Taiwán se encuentra ubicado en Asia oriental y bajo la administración de la Oficina Regional de la OMS para el Pacífico Occidental, no puede interactuar con las principales agencias de salud pública regionales, lo que impide que mantenga intercambios sobre la epidemia con los países de la región e imposibilita que contribuya con su alta tecnología y experiencia.

Taiwán desea y se esfuerza de manera proactiva para que la OMS lo invite a participar en todas las reuniones técnicas, actividades y mecanismos, por el bien de la prevención y cura de la pandemia, así como de los intercambios tecnológicos. 

Taiwán es un aliado indispensable que coopera con el mundo para promover la recuperación postpandemia y que tiene la voluntad de unirse a los esfuerzos de la OMS y de todos los países para superar las adversidades. Por lo que instamos una vez más a la OMS para que se adhiera a los principios de profesionalidad y neutralidad, rechace las interferencias políticas inapropiadas e invite a Taiwán a participar en la AMS en calidad de observador. Asimismo, hacemos un llamado a la comunidad internacional para que continúen apoyando firmemente la participación de Taiwán en la red mundial de salud, a fin de que Taiwán pueda seguir contribuyendo activamente en la era postpandemia.

 

Facebook Comentarios

Compartir