Vaesken como senador promoverá un mejor manejo de los impuestos

728
Roberto González Vaesken, gobernador del Alto Paraná.

Un objetivo principal de Roberto González Vaesken cuando ocupe la banca del Senado, para la cual se candidata por el movimiento Honor Colorado, será la concreción de su largo anhelo como gobernador, referente a que una parte importante de los fondos impositivos recaudados en el departamento queden en la misma región y sean administrados por la propia gobernación con el fin de atender las necesidades en materia de salud, educación e infraestructura.

 

El gobernador del Alto Paraná tiene como objetivo central en la próxima etapa de su trayectoria política la continuidad de sus planes en favor de los intereses de la población del interior del país destinados a satisfacer sus necesidades más vitales.

Como candidato bien posicionado en la lista para el Senado del movimiento Honor Colorado, los electores tendrán la oportunidad de darle su voto de confianza, atendiendo a que durante su administración González Vaesken ha cumplido con los altoparanaenses, desarrollando una gestión volcada íntegramente a promover  los planes de desarrollo de las diferentes comunidades de la región.

Una confirmación del cumplimiento de los objetivos de la gestión de Vaesken es que la gobernación no ha recibido objeciones de parte de los organismos de control de la administración central, por lo que no tuvo inconvenientes en la asignación de fondos del Ministerio de Hacienda para llevar a cabo sus proyectos destinados a la atención de las necesidades de la gente.

 

Descentralizar es la consigna

González Vaesken promete que una vez en posesión de la banca en el Senado, a partir del 1 de julio del año próximo, impulsará una ley que permita a las gobernaciones una mayor capacidad para administrar sus propios recursos provenientes de la recaudación del IVA en el departamento respectivo, como había sido el reclamo permanente durante su gestión al frente del Alto Paraná, la región con más capacidad impositiva después de la capital y el departamento Central.

En varias ocasiones durante su gestión como gobernador, Vaesken insistió en la necesidad de orientar más recursos del gobierno central para apoyar los planes de desarrollo departamental, con el pedido de hacer realidad que el 15 por ciento de las recaudaciones del IVA efectuadas en cada departamento queden como propiedad del gobierno regional.

Actualmente, todos los fondos recaudados en materia tributaria van a la caja central de la capital del país, a excepción del Impuesto Inmobiliario percibido en cada municipio, que permanece en un 70 por ciento en el distrito donde se paga dicho tributo, un 15 por ciento va al departamento y  el otro 15 por ciento restante se prorratea entre las municipalidades de escasos recursos, según establece la propia Constitución en su artículo 169.

González Vaesken sigue convencido en la urgencia de una reforma del Estado que contemple la racionalización del presupuesto nacional como sería el caso de una mayor calidad del gasto público, pero que debe estar acompañada de un proceso de descentralización real en los programas, para que el papel de ejecutor de las políticas públicas de la gobernación departamental, contemplado en el artículo 164 de la Constitución, se pueda realizar en la práctica.

 

Utilizar más el IVA

El problema de siempre es la carencia de recursos de los departamentos para devolver a la ciudadanía lo que aporta en impuestos, con asistencia en salud, educación e infraestructura. Concretamente, en el Alto Paraná tiene lugar una importante recaudación del IVA que incluso podría incrementarse más con el apoyo de la gobernación, de tal manera a contar con una parte de lo ingresado en dicho tributo para el progreso de la región, según la posición sustentada por el gobernador Vaesken.

La descentralización dejará de ser así una mera retórica o letra muerta en las leyes, al tener los gobiernos regionales la herramienta de los fondos disponibles para ejecutar los planes de desarrollo departamentales previstos en la misma Constitución nacional.

El gobernador también resaltó en varias ocasiones que conoce las reales necesidades de la gente en su departamento, pero que al no contar con los recursos que van todos a Asunción y desde allí vuelven en una mínima proporción, poco es lo que puede hacer en materia de políticas sociales para atender los muchos reclamos de asistencia que realizan los pobladores de los distintos distritos del Alto Paraná.

González Vaesken fue también presidente del Consejo de Gobernadores del Paraguay, llevando las inquietudes de la descentralización a las altas esferas del Poder Ejecutivo, pero fue muy poco escuchado. 

Su presencia en el Senado permitirá que la voz de defensa de los intereses del interior sea escuchada, al mismo tiempo de revertir la actual falta de planes para reformar la administración de los recursos procedentes de los impuestos en favor de las comunidades regionales de donde salen esos recursos. 

Se debe recordar que al no ser atendido en sus reclamos, Vaesken abandonó el movimiento Colorado Añetete que lo había catapultado a la gobernación, manifestando sus inquietudes por la falta de una mayor atención a los problemas regionales por parte del presidente de la República Mario Abdo Benítez, quien era el líder de dicha corriente de la ANR.

El gobernador del Alto Paraná formó entonces su propio movimiento Renovación y Unidad Colorada (RUC), para después formar parte de la lista al Senado del movimiento Honor Colorado liderado por el expresidente Horacio Cartes.

Facebook Comentarios

Compartir