Maniobras militares de China amenaza la paz en la región y en el mundo, sostiene diplomático taiwanés

116

El cónsul general de la República de China (Taiwán), Camilo C. P. Chang, refirió en una entrevista periodística sobre la situación actual por la que atraviesa la isla, con la ofensiva militar de China continental. Al respecto señaló que la República de China fue fundada en 1912 y en 1949 el partido comunista chino, tras ganar una guerra civil contra el gobierno de la República de China, fundó la República Popular de China, ocasionando que la original República de China se traslade a la isla de Taiwán, con el mismo gobierno, con la misma tropa y los mismos principios. Por ello el reclamo de China comunista no tiene razón de ser, Taiwán nunca fue parte del gobierno de la República Popular de China.

Agregó que la República de China (Taiwán) es un país soberano y democrático, cuyos derechos soberanos pertenecen a los 23,5 millones de taiwaneses. La República Popular de China nunca ha gobernado Taiwán, ella existe de forma independiente en la comunidad internacional. Indistintamente de cómo el gobierno popular de China presente una visión distorsionada de Taiwán, no puede cambiar esta realidad. El pueblo de Taiwán se mantendrá más fuerte en la defensa de la democracia y de su soberanía, buscando siempre salvaguardar la paz de la región y del mundo. 

Los ejercicios militares dirigidos a gran escala por China son una grave provocación. China ha utilizado la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi a Taiwán como pretexto, para así insistir en sus verdaderas intenciones

La decisión de China de realizar ejercicios militares en áreas que rodean a Taiwán es una grave violación de los derechos de Taiwán según el derecho internacional. Además, ha obstaculizado las operaciones normales de una de las rutas aéreas y marítimas más transitadas de la región del Indo-Pacífico ocasionando un grave impacto comercial y debilitando la paz y la seguridad de la región.

Aunque China parece estar apuntando a Taiwán ahora, sus actividades en todo el mundo han demostrado que su motivación va mucho más allá de Taiwán. El comportamiento de China hacia Taiwán es simplemente un pretexto. Sus ambiciones e impacto se extienden mucho más allá de Taiwán. Por lo tanto, es fundamental que todas las naciones amantes de la libertad trabajen juntas para buscar formas de responder a la expansión del autoritarismo.

Taiwán condena enérgicamente el comportamiento extremadamente irresponsable de China.

 

Facebook Comentarios

Compartir