Justicia débil favorece lavado de dinero ligado a los tráficos

145
Siguen saliendo a luz sospechosos manejos financieros de Horacio Cartes, pero ahora la Justicia anuló una sanción contra el BNF por supuesto lavado de su “hermano del alma”, el doleiro brasileño Darío Messer.

La lucha contra el crimen organizado se está realizando en el país con poca fuerza, por la falta de medidas efectivas para frenar el descomunal lavado de dinero de las mafias, se reconoce en las principales esferas del Gobierno, siendo la inacción judicial en este campo uno de los principales factores que entorpecen el efectivo combate a las mafias. A propósito, se cita el caso del último fallo emitido por el Tribunal de Cuentas Segunda Sala, que anuló la multa que el Banco Central le había impuesto al Banco Nacional de Fomento, de G. 10 mil millones, por no haber detectado el sospechoso movimiento multimillonario en el caso Messer durante la administración de Horacio Cartes.

 

 

Saltan las evidencias de colosales cantidades de dinero manejadas por el grupo Cartes principalmente con fondos provenientes del tráfico de cigarrillos, pero tanto dirigentes del Gobierno vinculados al oficialismo abdo-velazquista como actores políticos protagónicos de la oposición, son unánimes en lanzar el interrogante de si la Fiscalía y la Justicia podrán “poner el cascabel al gato”, como dando a entender que en el terreno del Poder Judicial las causas contra lavado corren el riesgo de terminar en el famoso “opa rei”.

Una Justicia en exceso contemplativa con los lavadores de dinero ya ha dado muestras de su debilidad en imponer sanciones ejemplares contra este flagelo que alimenta al crimen organizado y a los traficantes de toda laya, como ocurrió recientemente en el caso de la sanción pecuniaria establecida por el Banco Central del Paraguay (BCP) contra el Banco Nacional de Fomento (BNF), superior a los 10 mil millones de guaraníes, tras detectar una “falta administrativa grave” en contravención a las disposiciones de la Ley 1015/97 contra el lavado de activos y la Resolución 349/13 de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), en el marco de un sumario abierto el año pasado por movimientos irregulares en las cuentas de Darío Messer, el doleiro brasileño y “hermano del alma” de Horacio Cartes.

La  multa quedó sin efecto por decisión del Tribunal de Cuentas, segunda sala, pero ahora el BCP bajo la titularidad de José Cantero apeló la decisión ante la Corte Suprema, por considerar que sí hubo un quebrantamiento de las disposiciones legales en el accionar del BNF durante la gestión de Carlos Pereira, premiado luego en el gobierno de Marito como secretario de Planificación y luego actual ministro de Vivienda y Urbanismo.

Por ahora entonces queda sin sanción un movimiento de fondos con serias irregularidades detectadas, que ascendieron a más de 100 mil millones de guaraníes, unos 15 millones de dólares, para supuestamente lavar dinero de dudosa procedencia en las cuentas de Messer, y sin que el BNF se percatara de ello. El tema saltó recién con las investigaciones llevadas a cabo en el caso Lava Jato de la Justicia del Brasil.

 

Protección política

Además de la Justicia contemplativa, el lavado de dinero cuenta también con el apoyo de políticos y funcionarios, especialmente en la época de la presidencia de HC y de su encargado de la Seprelad, Óscar Boidanich, quien en 2016 inició la investigación contra Darío Messer, sindicado como el principal líder de una red de lavado de dinero en Brasil, proveniente de la corrupción, evasión impositiva y de divisas, según las investigaciones del Lava Jato y el operativo Patrón.

La investigación de Boidanich finalizó en junio de 2017 con el informe que incluía las operaciones sospechosas con el BNF, al ser utilizado un banco estatal para el supuesto lavado de dinero de Messer, pero, sin embargo, las conclusiones fueron entregadas a la Fiscalía llamativamente recién el 17 de abril de 2018, poco antes de las elecciones de dicho año y en el final del mandato de Cartes.

En 2019 Boidanich declaró ante la Comisión Bicameral del Congreso que investigó la relación HC-Messer, pero ya el ex jefe de la Seprelad omitió que recibía plata del grupo Cartes, según denunció hace poco el propio Marito Abdo.

A su vez, la Fiscalía nunca se animó a promover una investigación profunda a HC sobre las evidencias ventiladas en Brasil de su relación con el doleiro Darío Messer, mientras que ahora salta la cuestión de que la protección se trasladó al mismo Tribunal de Cuentas, donde se dejó sin efecto la sanción al BNF por no percatarse la institución bancaria oficial del supuesto lavado del “hermano del alma”.

Facebook Comentarios

Compartir