Petición de apoyo a la plena participación de Taiwán en las reuniones, mecanismos y actividades de la OMS

450

La pandemia de Covid-19 causó una devastadora pérdida de vidas y resaltó las deficiencias en el marco de gobernanza sanitaria mundial. Aunque el Covid-19 ya no es una emergencia de salud pública internacional, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte sobre futuras amenazas. Durante la pandemia, se han identificado debilidades en el Reglamento Sanitario Internacional (2005), lo que ha llevado a propuestas de revisión y a un debate sobre un nuevo acuerdo sobre la pandemia. A pesar de no ser miembro de la OMS, Taiwán sigue de cerca estos desarrollos y está comprometido a contribuir con su experiencia en la gestión de pandemias. Taiwán ha sido proactivo en la identificación y respuesta a la epidemia, promoviendo la transparencia y colaborando con socios globales. Para abordar futuras pandemias, Taiwán se esforzará por mejorar la obtención de vacunas, administrar recursos médicos, utilizar tecnología, proteger los derechos humanos y combatir la desinformación.

Taiwán respalda firmemente la aprobación e implementación de enmiendas al Reglamento Sanitario Internacional (2005) y al acuerdo sobre la pandemia, instando a la OMS a incluir a Taiwán como signatario. Esto facilitaría la colaboración en el monitoreo de nuevas cepas de virus, intercambio de datos de diagnóstico y compartición de investigaciones sobre vacunas y antivirales. Además, promovería una acción colectiva contra futuras pandemias. Taiwán insta a la OMS a apoyar su inclusión en el sistema de gobernanza sanitaria mundial, comprometiéndose a cooperar para remediar las brechas en seguridad sanitaria y mejorar la salud para todos. Taiwán ha trabajado arduamente para lograr la cobertura sanitaria universal y mejorar la calidad de la atención sanitaria, integrando eficazmente recursos para fortalecer la atención primaria, la salud bucal y mental, y la red de seguridad social. Taiwán está comprometido en compartir su experiencia para ayudar a lograr una salud para todos a nivel internacional.

El tema del Día Mundial de la Salud 2024 es «Mi salud, mi derecho», que aboga por el acceso universal a servicios de salud, educación, agua potable, aire limpio y condiciones de vida dignas. Taiwán, a través de asociaciones público-privadas, contribuye a estos esfuerzos globales, mejorando la atención médica en naciones del Pacífico Sur, fortaleciendo la nutrición en Haití, brindando apoyo psicológico a refugiados en Rumania, y facilitando la recuperación y reconstrucción después de desastres en Filipinas, Japón, Hawái, Turquía e Indonesia, entre otras acciones.

Taiwán sostiene firmemente que la salud es un derecho humano, pero lamenta que la OMS ignore los derechos de sus 23 millones de habitantes por razones políticas. A pesar de esto, Taiwán sigue comprometido con la defensa del derecho a la salud a nivel global y urge a la OMS y otras partes a reconocer sus significativas contribuciones. Se hace un llamamiento a la OMS para que adopte una mentalidad más abierta y flexible, invitando a Taiwán a participar en la Asamblea Mundial de la Salud y en todas las actividades relacionadas, especialmente en aquellas relacionadas con el acuerdo de la OMS sobre la pandemia. Esto permitiría a Taiwán colaborar más efectivamente con socios globales para promover el derecho a la salud, en línea con los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

Facebook Comentarios

Compartir