Fundación Tesãi conmemora el Día Mundial de Prevención del Cáncer de Cuello Uterino

233
Dr. Hugo Gavilán, jefe del Servicio de Ginecología del Hospital del Área 2.

Conversamos con el Dr. Hugo Gavilán, jefe del Servicio de Ginecología del Hospital del Área 2 de la Fundación Tesãi, sobre las consecuencias del cáncer de cuello uterino y otras enfermedades prevenibles, que se pueden tratar con un diagnóstico oportuno y precoz. Este tipo de cáncer sigue siendo la segunda causa de muerte en mujeres en Paraguay, según el MSPyBS.  

El cáncer de cuello uterino en un 100% es prevenible y si se detecta a tiempo es curable en el 95% de los casos. En el “Día Mundial de Prevención del Cáncer de Cuello Uterino”, el Servicio de Ginecología de la Fundación Tesãi busca seguir despertando la conciencia en todas las mujeres del Alto Paraná y región sobre la importancia de prevenir la aparición de esta enfermedad. 

“Urge que la población femenina con edades comprendidas entre los 35 y 40 años tenga hábitos de recurrir al médico o servicio especializado con regularidad para los exámenes y controles médicos, adoptando una cultura preventiva que permita tratamientos y procedimientos efectivos”, manifestó el Dr. Gavilán. 

Papanicolau 

La prueba de Papanicolaou es el método que se usa con mayor frecuencia para detectar los cambios prematuros en las células que pueden derivar en cáncer de cuello uterino.

Toda mujer que haya iniciado su vida sexual debe realizarse en forma periódica el estudio de Pap a fin de prevenir y diagnosticar precozmente el cáncer de cuello uterino. Lo ideal es un control anual, afirmó el especialista.  

El cáncer de cuello uterino es la primera causa de muerte por cáncer ginecológico en mujeres en Paraguay. Alrededor de 392 mujeres fallecieron en nuestro país en el año 2022, según datos de la Dirección General de Información Estratégica en Salud (DIGIES) y el Instituto Nacional del Cáncer (INCAN).

Recomendaciones

Realizarse los estudios ginecológicos anuales o indicados: Papanicolaou, desde el comienzo de la vida sexual, o test de HPV si tiene más de 30 años.

Incentivar a que las niñas de 9 a 14 años de edad sean vacunadas: las dosis están disponibles de manera gratuita en todos los centros de vacunación.

Apoyar emocionalmente a mujeres que estén atravesando la enfermedad.

Hablar del tema sin tabú en el grupo de amigas o familiar.

Incentivar a otras mujeres a que se realicen los estudios ginecológicos.

El MSPyBS dispone también dentro de su esquema regular, la vacunación contra VPH y está dirigida a niñas de 9 a 14 años. Es segura, confiable y efectiva, provee inmunidad y es una herramienta importante para la prevención primaria de los casos de cáncer cervicouterino.

Cervicouterino 

El cáncer cervicouterino, también conocido como cáncer de la matriz, es el crecimiento anormal de las células que se encuentran en el cuello uterino, que se localiza en la parte inferior de la matriz que se conecta a la vagina.

Este padecimiento a nivel mundial es el cuarto tipo de cáncer más frecuente en las mujeres de todo el mundo y el tipo de cáncer más común en las mujeres con Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Facebook Comentarios

Compartir