Ley de comercio fronterizo es clave para reactivar economía

392
El Senado postergó por 30 días la decisión de tratar la ley de comercio fronterizo, que aprobada podría permitir la reactivación económica en la zona fronteriza.

El Senado volvió a postergar una decisión sobre el proyecto de ley de régimen comercial fronterizo de reexportación, esta vez por 30 días, lo que contrasta con la urgencia de una reactivación de la economía en estos momentos de graves repercusiones de la crisis internacional sobre la actividad productiva nacional, además de la pasada pandemia y la severa sequía que afectó al sector primario.

 

La presión de algunos gremios empresariales vinculados a la importación y al comercio interno resulta una valla casi insalvable para la concreción del propuesto nuevo régimen fronterizo destinado a fomentar el turismo de compras y hacer frente a los “free-shops” que se establecieron en Brasil frente a las ciudades paraguayas que venden con precios competitivos los artículos importados más apetecidos por los turistas compradores.

El proyecto es una fórmula adecuada para el resurgimiento del comercio en Ciudad del Este y en otras ciudades como Salto del Guairá y Pedro Juan Caballero, lo que posibilitará el mantenimiento de miles de puestos de trabajo y la dinamización de las economías regionales dependientes del intercambio fronterizo. A su vez, toda la economía nacional se verá beneficiada con las mayores operaciones de reexportación que traerá el nuevo régimen impositivo.

La futura ley permitirá que los comercios inscriptos en el régimen especial de reexportación puedan tener precios más competitivos, con la venta de productos no gravados por impuestos internos ni arancel alguno, porque los artículos importados serán vendidos sólo a extranjeros con su documentación comprobada y no a los connacionales.

Lo que sí se establecerá es un impuesto único de 4,5 por ciento en concepto de anticipo del Impuesto a la Renta Empresarial (IRE), a ser pagado en el momento de la introducción al país de la mercadería, para luego cerrar las cuentas con el fisco una vez presentado el balance anual tributario.

Sin embargo, los gremios empresariales como el Centro de Importadores del Paraguay (CIP) han manifestado su rechazo al proyecto, alegando que se estaría violando el principio constitucional de igualdad de tributos y los acuerdos internacionales como los del Mercosur, además de señalar la dificultad de un control estricto en la Aduana para evitar que los productos terminen comercializados en el mercado interno y se concrete el contrabando así como la evasión tributaria.

 

Reactivación es prioritaria

Frente a las objeciones de los gremios empresariales, lo que se puede responder es que el nuevo régimen fronterizo servirá más bien para transparentar en gran medida el comercio fronterizo, al mismo tiempo que se logrará una mayor dinámica económica en las regiones colindantes así como en todo el país. Resulta notorio que en estos momentos de recesión en la economía y pérdida de empleos, así como por la incierta coyuntura mundial provocada por la guerra de Rusia en Ucrania, lo indicado es fomentar el turismo de compras en la frontera como uno de los puntales para la reactivación.

Por ello, tanto por los “duty free” como por la pandemia y ahora la crisis internacional, que se “aliaron” para dar un golpe de muerte al comercio, no se comprende la demora de los legisladores y del Gobierno nacional para responder con la urgencia del caso, de manera a paliar los graves efectos recesivos en la economía de la frontera que se ven incentivados aún más por la falta de reacción de las autoridades, que ya a principios del año pasado debieron tomar las medidas indicadas para revertir esta situación.

El negocio de la reexportación de productos principalmente electrónicos es uno de los puntales de la economía paraguaya, según las estadísticas oficiales, hasta el punto que casi el 30 por ciento de los ingresos de divisas por exportaciones se deben a la reventa al exterior, lo que se concreta a partir de los bajos niveles impositivos establecidos para dichos artículos importados.

La nueva ley no sólo facilitará la venida de los turistas compradores, sino que se proporcionará el potencial necesario para la realización de inversiones en infraestructura y en grandes emprendimientos que permitan ofrecer mucho más opciones al turismo de compras.

El hecho cierto es que la tan ansiada reconversión económica de Ciudad del Este depende más que nunca de una legislación como la proyectada, de tal manera que sirva de suficiente estímulo para las inversiones que se necesitan en la urbe en materia de infraestructura con el fin de atraer el turismo.

Es la oportunidad que tiene ahora el Estado de dotar a la capital del Alto Paraná del instrumento que necesita para sumar como un valor agregado a lo que ya está instalado en capacidad económica, industrial y comercial, a lo largo de los 65 años de fecunda existencia de la urbe altoparanaense.

El proyecto de ley es un modelo más adecuado de régimen de turismo por el cual los comercios que operan en esta modalidad sólo podrán vender sus productos en forma exclusiva a compradores no residentes en el país.

Tal como lo expresó Said Mohamed Taigen, titular de la Cámara de Comercio y Servicios de Ciudad del Este, con el eventual apoyo del Poder Legislativo se puede decir que se está cerca de encontrar una solución definitiva para seguir siendo competitivos, que es la única salida viable en la actual coyuntura ante el “doble desafío” que recibió el comercio de la urbe esteña, con los “duty free” brasileños más la pandemia del coronavirus, a lo que suma ahora la recesión incentivada por la inestable situación mundial.

Por todas estas razones, y considerando que resulta una herramienta eficaz para lograr la reactivación de la economía de frontera que a su vez alcanza a todo el país, ya no debe demorar la aprobación de la ley, porque permitirá también una mayor formalización en la actividad del comercio en general, por asegurar una trazabilidad de las mercaderías importadas y reexportadas.

Facebook Comentarios

Compartir